viernes, 22 de agosto de 2014

CÓMO TE LO DIGO

NEREA


Ahora Nerea se ha llevado el premio sin quererlo. Como si de repente, te toca la lotería y te quedas en blanco: no sabes qué hacer con tu vida ahora que está cambiada. De repente no eres capaz de dar un paso, porque jamás podrás olvidar el valor de tu vida anterior. Como si de repente, pares un bebé deseado y ahora es otra cosa: un ser ajeno, un ente que te ha llevado lejos de la vida que solías llevar. ¿Y ahora qué?

Nerea cogió forma en estas historias mucho antes de ser bautizada. Nerea nació cuando aquel marzo de un año cualquiera nacieron los amores eternos, lejanos e imposibles. Ella se empeñó en seguir adelante a pesar de todos los pesares, arropada por canciones que la impulsaban a seguir. Aquella primera que le decía algo tan simple como "yo te esperaré", una promesa que a fuerza de repetirla se convirtió en condena. Después llegó el "count on me", con el que Nerea se ató una cuerda a los pies sin caer en cuenta, hasta hoy, que se le estaban desgastando los tobillos, y que, cansada de esperar, y de llevar el peso del mundo, Atlas, terminó recorriendo coja su destino, y viendo sus horizontes un tanto monoculares, convencido de que el amor sólo llegaba una vez en la vida, y a las tres de la mañana.

Se cubrió de soledades que le velaban los sentidos, cansada, cansada de esperar. Imaginó la muerte de Marcos, su Ulises, una y otra vez, y enviudó dos mil veces al año, cada vez que a Marcos se lo tragaba la tierra, el Skype, el Whatsapp o cualquier forma irreal de él. Aprendió a sentirlo cuando lo echaba demasiado en falta: sabía convocar su presencia a través de su cuerpo, llamándolo al cruzar las piernas o morderse los labios. Y aunque Marcos nunca llegase, Nerea lo sentía abriéndole los balcones de par en par alrededor eso sí, de las tres de la mañana. Al día siguiente, cuando los rayos del sol alumbraban la oscuridad de sus ojos cerrados, no había ni rastro de él: ni de sus besos, ni de su abrazo, ni de su sexo. Aprendió a llamarlo a cada instante, acompañarse de su voz y meterse los fonemas en los bolsillos, perfumándose en recuerdos de te quieros que se rociaba cada vez que miraba a su alrededor y no veía: a nadie.

Entonces comenzó el juego de la infidelidad no demostrada, no sabida, no contada, y al fin y al cabo no ocurrida. Nerea, a quien el vientre bajo siempre le podía y apenas le oponía resistencia, enjuagaba y abrillantaba su propia ética diciéndose que sus te quieros a Marcos no quedaban invalidados por el juego de miradas con los hombres, básicamente por dos motivos: porque no llegaba a nada, y porque en realidad lo estaba buscando a él en otros rostros. Y así era. Nerea quedó embrujada por el hechizo de la primera mirada, por la rapidez de la lengua en parir un primer te quiero, por la primera llamada después de la primera noche, en que se veían intactos los deseos y el compromiso. La primera vuelta de tuerca pornográfica, el múltiple primer multiorgasmo, y la sensación de vivir el primer día de la historia. El ego multiplicado exponencialmente: el universo los estaba esperando, y volvió a girar al conocerse ellos. El universo era asimétrico hasta que ellos juntaron las palmas de sus manos y naciera así la simetría.

A veces Nerea, paseando sola por el parque, o por algún centro comercial, miraba atrás y hacia los lados, para asegurarse de que nadie la miraba, porque ningún objetivo óptico comprendería que ella era lo que a la visión pudiera no parecerle: fiel. Qué podía hacer con los demonios si no era esconderlos, después de que embrujados por el fuego cruzado de Brandon Flowers, se convencieron de que podían mirar al diablo cara a cara, y decirle que podía irse por donde había venido, y ahora a Nerea le crecían demonios por debajo de las piernas, justo en los mismos sitios que la distancia había llorado charcos de soledades. Qué podía ser si no era escondérselos, a ella misma, al mundo simétrico, y a Marcos.

Llegaron entonces los encuentros de manos. Sólo manos e intercambios de teléfono. Nerea los bloqueaba y se reseteaba en los te quiero de Marcos. Después los ojos de Nerea-Penélope, despertaban tanto deseo que se excitaba, y sólo una aparición virtual de Marcos-Ulises podían salvarla de verse en el asiento de copiloto de un coche sin matrícula, poseyendo con su boca el falo de un desconocido que durante instantes la miró con parecido anhelo al que Marcos la contempló por primera vez. Cuando se despedían, se apeaba en la acera de cualquier calle de aquella la ciudad de los cabrones, cerraba los ojos, y escuchaba el ruido del motor del coche alejarse para siempre. Imitaba el rol sexual que adoptó con Marcos los pocos días en que el destino les dejó verse, y gracias a esta mímesis salía victoriosa, porque su corazón permanecía inalterable, sin tachaduras.

Llamada de Marcos post-infidelidad: - ¿Cómo estás mi vida? – Bien, pensando en ti.

Penélope, en vez de quedarse frente al mar a esperar convertirse en roca, de alguna manera intuyó que podía diluirse en sales, de cintura para abajo. Llevada por redes que nadie había hilvanado más que sus soledades, se dejaba arrastrar adonde la llevara la corriente: bares, tiendas, fiestas, restaurantes, parques, cualquier sitio era bueno para hablarle a un hombre con los ojos. El vendedor de El Corte Inglés, un hombre de manos grandes,  fue quien le enseñó que otras formas de tener sexo eran posibles. Y Marcos empezó a viajar lejos, no en la distancia que ya habitaba, sino en la magnitud de la fuerza de los amperios que sus ochenta y ocho mil palabras del castellano rebotaban en las pieles de Nerea. El hombre de manos grandes parecía obtener placer al ver a Nerea sentirlo. Ella cerraba los ojos al mundo, y sólo los abrió para ver las manos de aquel hombre al que no le permitió besarla, reservando sus labios a su fidelidad rota. Nerea comenzó a estremecerse en pequeños gemidos que hacían crecer y crecer las manos del gigante vendedor. Era algo intenso y nuevo. Dejarse hacer, dejarse hacer, flotar en manos de un desconocido, sentir cómo el gigante babea para penetrarla y ella impedirlo, cerrarse las puertas con una mano de censura, permitirle sin embargo que él siga llamando a la puerta, que la roce, que insista, que trabaje, y Penélope se convierte en una malvada Cleopatra que aterida se deshace de las manos pertinaces y sin mirar atrás sale huyendo, huyendo, huyendo, llamar a Marcos, llamar a Marcos, cógele el teléfono ten piedad, que te está llamando.

-        Amor, tienes la respiración agitada, ¿qué te pasa?

-        Nada. Sólo que he salido a correr.

-        ¿Ahora? ¿Qué hora es allí?

-        Las dos. Es que no podía dormirme.

Ducha reseteadora. Lo olvida. Lo ignora. Nerea vuelve a ser Penélope esperando en la playa de las soledades. Pero sus soledades andaban demasiado agitadas como para no volver a crecerle y colársele en los ojos. Después vino el episodio del cubículo, del que Nerea cada día tiene mayor sospecha de que se trató de una violación no culminada gracias a su arte para prometer volver y no hacerlo. Nerea ha encontrado su punto g en el ímpetu de quien la busca afanosamente, de quien llama agitado y babeante a su puerta, y ella decide si lo deja entrar o no. En cambio Marcos era todo dulzura, consentimiento; se dejaba hacer por Nerea, y le encantaba sentirse invadido por los labios de ella. Nerea, Penélope, Cleopatra, quizás no era más que Nerea recorriendo todas las edades de Lulú en un estrechísimo margen de tiempo, de espacio, y de libertad, achicada esta última por las cadenas que la condenaban a seguir queriendo a Marcos.
                            
Penélope esperando a Ulises, www.blogodisea.com

Nerea no supo de esta metamorfosis hasta que conoció a Adel en su escapada también secreta a Lanzarote. No le preguntó la edad, ni su nombre ni su nacionalidad, porque quiso sólo seguir indagando en sus propias sales, y en la excusa cada vez menos creíble de que al buscar a otros tan sólo buscaba a Marcos. La sorpresa estuvo en que Adel sí se presentó: un tipo de origen venezolano que se ganaba la vida en la isla como camarero. Tenía bastantes menos años que ella, y según él, Nerea tenía el don de atraparlo con su mirada y su exquisita educación, por no hablar de su sonrisa. ¡No! ¡No le toques la sonrisa, que es de Marcos! Adel no quería sexo por sexo. Nerea sí. Por eso ella le prometió pagarle el viaje a la península, abrirle las puertas de su casa y de su corazón. Adel le apuntó su número de teléfono en una servilleta, y la retirada para Nerea sería fácil: no llamarlo y volverse a Madrid al día siguiente, tal y como estaba planeado. Pero las yemas de sus dedos, apuntando soledades, teclearon cada uno de los nueve dígitos de aquel móvil, y Nerea se desdibujó en fantasías sexuales en una llamada que bien pudo desmerecer su sin querer adquirida fama de chica seria. Adel la atendió con ojos de enamorado. Se comportó como un hombre sensible y atento, y la sorprendió en el aeropuerto con un ramo de rosas. Adel la besó y le guiñó su ojo derecho, con la carita inocente de un hombre limpio y decidido, que sobre todo quería amor, y que el sexo que le daría era el que ella acababa de descubrir: la dominación, el dejarse hacer, la posesión pasiva construida a base de envites fálicos que le abriesen las puertas de sus entrañas a la fuerza.

Pudo haberse deshecho de él fácilmente. Pero no lo hizo. Y esta vez no fue el deseo sexual: fue el mismo motivo que lo unía a Marcos de por vida: ella debía cumplir sus promesas, y al final quedaba atada a ellas como peces en la red. Adel calculó la hora de llegada de su avión a Madrid, y la llamó, para repetirle al mundo y a ella que aquello iba en serio, que el amor a primera vista existe, y que estaba dispuesto a dejarlo todo por ella, como Marcos no hizo.

Ahora Nerea se ha descompuesto. Le duelen las entrañas, y se refleja en su vientre. Le duele el alma, y se despierta en la noche fatigada. Nerea no quiere su suerte. Adel está atento a su salud, y le ha dicho que vaya al médico, por favor, que no quiere quedarse viudo antes de tiempo. Y de repente ha sentido que podía volver a repetir la rapidez de Marcos, la velocidad del amor penetrando por todos sus poros. Se ha quedado callada ante la declaración de amor de quien se comporta como el hombre que le podría arrancarle las soledades, que ya tiene ganas de dormir tranquila. Que ella sólo quería pasar las tardes de verano dormitando sin prisas ni temores en la hierba verde y húmeda, escuchando de fondo las notas de una guitarra española, abre la puerta niña, abre la puerta, sentir cómo las horas pasan sin tener la necesidad de estar despierta y alerta. Nerea ya no quería a Marcos, y Penélope se fue de aquella playa.

Nerea en cambio seguía mintiendo, arrastrada por la fidelidad a una promesa: te voy a esperar, yo te esperaré, porque como tú no hay dos.

-        ¿Cómo están? Las quiero.

-        Yo a ti también, Marcos.

Nerea ni es Penélope, ni Cleopatra, ni Lulú. No es más que un pez que boquea, intentando respirar agua, después de morder su propio anzuelo de promesas.

 
"Cómo te lo digo" es una canción que pertenece al álbum "Caminaré contigo", del dúo El tren de los sueños, formado por Antonio y Mara. Se publicó en noviembre de 2012.                               

miércoles, 20 de agosto de 2014

NIÑO SIN MIEDO: India Martínez feat. Rachid Taha


Advertencia: esta entrada no dice nada. Es como un periódico en verano, y sobre todo desde que los idiotas dicen que las ideologías han muerto. Así que si crees que vas a encontrar una pieza de información, o algo que no conocías aún, puedes darle al aspa que hay en la parte superior derecha e irte a otro lugar. En realidad, la entrada la pongo porque me lo pidió mi amiga María José. Hace dos fines de semana se fue a Tarifa con otras cuatro amigas a no hacer nada, o al menos eso dice ella. No sabe surfear, y además corría un poniente muy flojito. Podían quedarse todas las chicas en el apartamento que se alquilaron, o podían bajar, una vez más a la playa, que en la tele estaba Raquel Bollo otra vez, o bien la Ferrusssssola, que seguía con su marido en Queralbs, con cara de Sara Montiel diciendo "pero, ¿qué pasa? ¿qué invento es éste? Lidia suele cabrearse bastante con estos asuntos intrascendentes: los de los políticos que confiesan haber robado repe repe repe tidamente a lo largo de su vida. Se pone bastante expresiva (ordinaria) y exclama: "¡y ahí está!!! En Queralbs!!!!! Como si nada. Si al final mi abuelo llevaba razón, y lo que tendríamos que hacer es fusilarlos". Al final María José y Lidia casi se quedan tan calvas como yo de tirarse de los pelos, y se pactó no hablar de política. A mí me gustaría haber intervenido para decir cuánto de Carmen Polo tiene la Ferrusssola. Lástima no haber estado.
Decidieron entonces hacer lo que dice esta entrada: NADA. Irse a la playa a intentar broncearse bajo una espesa niebla que les puso la piel de sus piernas de punto. Mejor no habernos depilado tanto, me contaron. Sin quererlo, volvieron a sacar el tema del pobre eclesiástico que se trajeron a España aquejado de ébola, y volvieron a sacar los cuchillos discutiendo sobre la sanidad pública, olvidándose otra vez, que detrás de sus discusiones, exacerbaciones e insultos al personal, allí, a unos quince kilómetros, había un  continente que se desangraba. Tuvieron que llamar al telemojito-bacardi, para disfrazar el finde, que se estaba tornando tan peliagudo como las piernas de Lidia, que tiene un vello fuerte e insistente como el tono de su voz. Se tomaron tres, cada una, claro, y desde el segundo, se pusieron en plan albañil a piropear a todo surfero que pasara por allí. Los había de todo tipo: altos, bajos, musculosos, tirillas, pero coincidían con el tópico de que casi todos eran rubios y con pelo largo. No sabían a quién culpar de su mala suerte con los hombres: que por qué tenía que estar casada, la una, que por qué era tan tímida, la otra, que por qué no era capaz de tener sexo sin amor, la otra, que se le iba la fuerza por la boca. Al final siempre se trata de culpar a alguien: al gobierno, a los funcionarios, al que está al lado, pero no, ni se te ocurra echarle la culpa a Inna que ella sólo vino a bailar...
 
¡Ay! Mira aquél, pero si es el de la peli. Sí, el de la peli. ¡Llámalo tía! ¡Llámalo! Embobadas, estupefactas, shocked, atónitas, absortas, aleladas, patitiesas, turulatas, asombradas (y no por la niebla), admiradas, enajenadas, maravilladas, boqui y patiabiertas, pasmadas se quedaron cuando lo vieron a ÉL, pasar por allí. Como uno más. Como ellas. Era Jesús Castro vestido con un traje de neopreno, no como aquí...


                                    

 
Así que las chicas se volvieron locas y no hicieron otra cosa más que llamarle la atención a ritmo hawaiano primero: "tú me traes la luz del sol, acércate"
 
a ritmo de batuka desesperado... "la cerveza y el tequila, y tu boca con la mía, ya no puedo más..."
 
 
o a ritmo de cheerleaders... " I like us better when we're wasted"
 
... hasta finalmente ponerse rockeras... "I'm walking up to ash and dust, I wipe my brow and I sweat my rust..."
 
 
¿´De quién es ésta? ¿de Taylor Swift? Sí, que tiene canción nueva: Shake it off...
Aquel fin de semana en Tarifa habría caído en el cajón de los recuerdos anodinos, y lo salvó el violento rifirrafe que Lidia y Maria José tuvieron por la mañana, y la visión del nuevo hombre de la barba perfecta. Las chicas se divirtieron mucho, a pesar de que Él no les prestó demasiada atención. Incluso las dos amigas olvidaron su pelea post-churros para desayunar, y unieron sus brazos a ritmo de tango.
El mundo escuchó sus emociones, y se inventó una palabra para que ellas supieran cómo hablar, que tenían una emoción en la boca, consistente en las ganas irrefrenables de besar a alguien (en este caso a Jesús Castro) y las olas del mar les lanzaron la palabra correcta: BASOREXIA!!!!! 
María José intentó ponerse en contacto con Lourdes, convencida de que la teoría viral de ésta sobre la existencia del hombre de la barba perfecta, quedaría demolida ante el descubrimiento de "El niño". Lourdes, que cree estar en posesión de la verdad, y de la perfección, no le hizo ni puñetero caso, y le colgó el whatsapp con un convincente: no te lo crees ni tú; el hombre perfecto es mi Raúl, y está aquí conmigo". Así que optó por llamarme a mí, para que escribiera una entrada que aunque no dijera nada, afirmara que otros hombres perfectos son posibles.
- Dime, María José. ¿Con quién te has peleado ahora, con un votante del PP o de Podemos?
- Jo, jo. Me parto y me mondo.
- ¿No lo pasáis bien?
- Sí, y tanto. Por eso te llamo. ¿Has visto al niño?
- ¿Qué niño? ¿El mío?
- No. El niño. El narcotraficante.
- ¿Cómo?
- Sí, el de la película que van a estrenar ahora. El niño, ese tío que sacaron de un gimnasio y se lo llevaron a grabar la peli.
- No sabía...
- Pues lo acabamos de ver. Es guapísssssssimo. No sabes qué ojos tiene.
- ¿Y en qué te puedo yo ayudar?
- Eres un corta-rollos.
- Y tú Armando, armando rollos.
- Sólo quería proponerte que hables de él para que Lourdes no crea que su chico es el más perfecto del mundo.
- Déjala con su sueño. No hace daño a nadie.
- ¿Vas a escribir sobre él o no?
- Sí, claro, a sus órdenes.
- Vale, lo espero, chao.
- Pero no diré nada. Sólo una vez me has escrito un puto comentario.
- Sabes que es difícil. Se borra. Y no me sé la contraseña de google.
- Sí, sí.
- Bueno, te dejo, tenemos que hacer las maletas. Me acabo de dar cuenta de que ha sido el fin de semana más tonto de mi vida. Una ya no está para tonturas.
- Anda ya.
Por eso busqué acerca de la peli, para no decir nada, porque ya está más que anunciada. Después encontré esta canción de India Martínez, para que a Maria José se le pusieran otra vez los pelos como escarpias. Podía mirar al niño, o bien podía escuchar la canción, que sí decía mucho...
                                          
 ... porque quizás detrás de una mañana que no dice nada, haya todo un mundo de gentes engañadas, que sueñan con un mundo mejor, que quizás no hay nada que perder, y se les va la vida en un sueño de 14 kilómetros. Quizás quien se sujeta en una valla huye de un mundo que nada le da. Quizás no sean más que niños sin miedo en el alma. Ponte en la piel de ellos. Puede que tú también te atrevieras a saltar.

 
... y ya que estamos con India, no sé si conoces la "indianización" que ha hecho del "Cómo hablar" de Amaral para la peli Votos de amor...

 ... o cómo canta junto a nuestro particular Raúl vestido de amarillo (Carlos Rivera)...
    Volverte a ver una noche sábado. No dudes que si volviera a nacer, volvería a buscarte en mi nave del tiempo. No lo dudes. Te hablo a ti, claro, ahora que no me queda nada. Ahora que he perdido las palabras, y no sé cómo hablar. Ahora que ya ni me atrevo a saltar, y que la guerra tampoco ha acabado. Cómo hablar. Si cada parte de mi mente es tuya, y si no encuentro la palabra exacta. Cómo decirte que me ganaste de una vez, tú que llegaste por casualidad.                                                     

domingo, 17 de agosto de 2014

LOVE ME AGAIN: John Newman

Romeo2013 tiene dos caras: su cara amable sonríe como un niño recién llegado al mundo, asombrado ante la percepción de sus ojos que absorben el todo con rapidez pasmosa; su cara de demonio truena y llueve en el país de los que se ponen por su camino. Julieta2013 es una tortuga que se queda sin caparazón cada vez que Romeo2013 exhala sonrisas, o viene a tronar y llover al país de los que dijeron no.
Podían haber hablado de sus padres, de cuánto se odian, pero el odio no les cabía en ninguno de sus fonemas. Podían hablar de sus amigos, de cómo los Jean  se fueron a Berlín a buscarse la vida, pero entonces les vendría el sentimiento de culpa, ésa que les dice que ellos son unos mantenidos y que ambos prefieren quedarse viviendo de sus padres, y comerse a escondidas sendos ojos, y sendos labios, que ellos saben que en ningún otro sitio encontrarán un deseo mejor saciado. Por eso la culpa no cabe en sus palabras, y se dedican a esconderse en la casa de Blanca, que ella es una tumba y no contará nada de este amor prohibido.
Romeo2013 le ha comprado a Julieta2013 una esmeralda verde intenso, para colocársela en la mano, y pedirle matrimonio, que aunque no saben cuándo ni cómo, un día de éstos explotarán y se casarán por la iglesia, o en el ayuntamiento de al lado, que ellos van a ser felices a menos que les manden una apisonadora y los aniquilen. Bromea ella con su carita de ángel que ni aún así los padres de ambos se reconciliarían, que es mejor que ellos se coman las perdices.
Julieta2013 se ha retrasado en aparecer el día de su 20 cumpleaños. Ha llorado y jurado que no les perdonará a los padres no haberle permitido entrar a Romeo2013 en esa fiesta que ella no siente suya. El ángel que la habita se ha esfumado por momentos y ha amenazado con no aparecer, que se inventen que está indispuesta, que la olviden, que se vayan, ella ya no quiere pertenecer a ese mundo. Pero el ángel de Julieta nunca muere, y sigue sabiendo sonreír, aparentar, saludar, ser encantadora y encantarse. Se ha acabado su fiesta y sólo al final se ha acordado de que Romeo no ha estado.
Romeo se ha ido al bar para tragarse el mundo y disipar en alcohol el sentimiento de exclusión, que es muy feo que en un sitio te miren mal, y te prohíban el paso, que te puedes poner chulo y pasota, pero nada de lo que hagas te sacará la rabia de las tripas. Cuando no tiene a quien culpar, ni quien lo defienda, prefiere llamarla a ella, y jurarle y perjurarle entre algún que otro insulto malsonante que se quede con sus papis, cobarde, vacía, que a él le sobran las tías, y que hay muchos peces en el mar. Ella cuelga y se queda asfixiada en el vacío, él se queda embobado mirando la pecera; las hay de colores, las hay que sonríen, pero ninguna de ellas pierde la dermis y la epidermis como Julieta sí lo hacía. Romeo rompe el corazón de Julieta y de otras diecinueve chicas más, mientras intenta recomponer el suyo. Entonces explota, su boca vuelve a reconocer el amor que siente por Julieta y le prepara otra fiesta de cumpleaños, en la que no haya odios, ni culpas, ni prohibiciones. Pobres chicos2013; no saben que los Capuleto tienen ojos en todos los rincones de esta Verona2013.
- No podéis fallar, no podéis fallar. Acabad con él, pero que Julieta no sufra daños.
Ahí está. Va subiendo las escaleras. No parece mal chico, pero no te fíes de las apariencias. Él y su cara de no haber roto un plato nos están destrozando la vida. Ey, tíos, espero que no me sigáis todo el tiempo, estaré bien, ¿vale?
Ahí llega ella. Mírala. No he visto una mujer más guapa y más elegante en toda mi puta vida.
Se buscan. La música ha comenzado y algunos ya venían desmadrados de casa. Se buscan. Sus pupilas están obligadas a encontrarse. Él la ve primero. Ahí estás. Quiero quitarte esos guantes blancos y que juntemos nuestras manos. No soy un demonio, no lo soy. ¿Acaso estos ojos engañan?1:03.
Lo sé, lo sé, créeme que lo sé, que te dejé el corazón partido en mil pedazos y que hice desaparecer al ángel que te habita. ¿Sí? ¿Así actúan los demonios? Pues si soy un demonio, estoy subiendo al cielo no para vestirme de ángel, porque ya sé sabe lo que pasa con la mona si se viste de seda, pero yo me voy a arrancar el alma, porque si vuelvo a ir a tronar a la ciudad de los traidores, nunca más lo haré sobre ti. Lo sé, lo sé, que no tengo justificación, ni perdón, que los demonios me pueden y sacan lo peor que hay en mí, lo sé, pero sabes que tampoco tengo paciencia y necesito que me quieras otra vez, una vez más, porque ésta será eterna.

                                      
 
 

La fiesta continúa, y tú y yo seguimos hablando con los ojos.
- Mira tío, ya se han juntado en la barra.
Me sacas la misma sonrisa de siempre. Pero los Capuleto y los Montesco se empeñan en destrozar esta escena. Julieta2013 no se da por vencida, y hace renacer el ángel que lleva dentro. Baila, baila, para decirle al mundo y a él que sus ojos le pertenecen sólo a Romeo. Esto es valentía y desafío. Él mira asombrado ante tanta belleza; por fin comprende que no hay peces en los mares más que ella. Sígueme, le ordena ella con los ojos. Él la sigue y fabrican el vídeo musical más hermoso de todos los tiempos de Verona. Bajemos, aquí no hay nadie. Claro que te perdono, y te lo digo con este beso, que es el mejor tema de conversación que podemos tener tú y yo. Los demás ya están desenfrenados, entregados a la voz del cantante, pero ellos sólo tienen tiempo de entregarse a su propia historia. Ahora.
- ¿Dónde han ido ahora, tío?
- Vamos a bajar.
Sólo quiero un ahora, sólo saberlo ahora. No tenemos futuro, ni pasado, ni rencores, ni culpas, sólo manos enlazadas, tú y yo, que nos lleven adonde quieran, a ti y a mí, corramos, corramos lejos, no importa dónde, sólo quiero un ahora, saber que me quieres ahora, y que nadie nos puede parar. Hagámoslo ahora en el vídeo musical más hermoso y mejor bailado de Verona. Mírame cómo levito entre la multitud, y cómo me lleno de la fuerza que me da tu amor. Te amo ahora, y siempre. Corramos, hasta donde el amor nos lleve.
Ahora, ahora, ahora, quiéreme otra vez, y siempre. Antes de que alguien se encargue de llevarnos a nosotros, antes de que esta versión 2013 de Romeo y Julieta acabe sin la reconciliación de nuestros padres. Quiéreme ahora, otra vez, y siempre. Porque la historia de la furgoneta blanca que nos mata, no nos pertenece ya a nosotros.
"Now I'm rising from the ground, rising up toward you"

Julieta2013

Esta vez te lo he puesto fácil... ¿adivinas la canción?





Romeo2013
 Lo mejor de todo es que inexplicablemente sobrevivieron al atropello. Lo supimos al poco tiempo, con "Cheating"... Dice el periódico "Couple survive hit and run" (una pareja sobrevive a un atropello y huye)

No podía ser otra más que LOVE ME AGAIN, de John Newman. A las 13:26 del día 18, 307 personas habían visto esta entrada, y sólo Estefanía, Cristina y Fantasía habían dicho algo. Está claro que lo mío no es interactuar. Así que muchísimas gracias a las tres. Gracias de verdad.
Love me again fue el debut del británico con su álbum "Tribute", una de las mejores canciones sin duda de 2013.

                           

jueves, 14 de agosto de 2014

LOVERS ON THE SUN: David Guetta feat. Sam Martin

Otra de las canciones de este verano ha sido la de los amantes en el sol del francés David Guetta, extraído de su EP, que tiene el mismo título que la canción: Lovers on the sun.
El vídeo muestra la gran transformación que ha "sufrido" el DJ, ya que se hadejado influir por la música folk y country. En el Ep, podrás encontrar sus anteriores éxitos:
- Shot me down, con Skylar Grey.
- Blast off, con Kaz James.
- O Bad, con Showtek y Vassy.

  
Los "lovers on the sun" se verán animados por una voz masculina que les sugiere prender la llama (let's light it up, let's light it up), hasta que sus corazones ardan en llamas. El mundo verá una luz tan tan brillante que a ellos les ayudará a encontrar el camino. 
Los personajes se animalizan a expensas de un solo sentido: la visión de esa luz que los guíe, y que al mismo tiempo mantenga sus cuerpos protegidos durante el frío de esta próxima estación- noche. Les dará fuerzas para cruzar al lado salvaje, con el hambre saciada. Aunque también pueden quedarse en este lado, y no regresar jamás, como lo anhelamos muchos de los que habitamos este blog: quedarnos, quedarnos, que el tiempo no pase, ni llegue la noche. Porque igualmente podríamos ser amantes al sol. Y abandonar a los que nos esperan al otro lado. Dejad de esperarnos. Dejad de esperarnos; puede que éste sea el año en que nadie quiera retornar de su isla, o de su playa secreta; puede que éste sea el año en que nos atrevamos a vivir de los sentidos, no para las responsabilidades. 
Porque nunca sabremos, nunca sabremos, we'll never know, we'll never know, we´ll never know...
lo que nos espera detrás del norte; tengo un presentimiento esta vez... es la sensación que anhelábamos. Ahora cierra los ojos y mantén la respiración... se siente a gusto aquí. Mantendremos esta llama de verano encendida hasta que lleguemos al otro lado. Disfrutaremos del viaje. 
Y ahí están los personajes que se atrevieron a no volver.
Nerea. Le pidió que la acompañara. Él no lo hizo. Volvió a buscarlo en otros rostros: en las plazas, a las salidas de las tiendas, en las playas. Vio a muchos pero no lo reconoció en ninguno. Uno de ellos la invitó a entrar en un cubículo. Ella entró y se dejó frotar. Se negó a hacer lo que él pedía porque no llevaba protección. Él estaba convencido de que terminaría rendida a sus gruesos encantos. Ella se dejó tocar hasta multiplicarse en orgasmos que no la devolvieron al primero, pero que la entregaron al mar de libertades de aquel verano. Se satisfizo e intentó abrir la puerta del cubículo, pero él tenía más mares que derramar. Podría gritar y pedir auxilio, pero el escarnio sería para ella. Se dejó invadir por el abrazo de ese él de mentira. Cerró los ojos y miró para otro lado, a esperar que aquella deliciosa mentira escampase. Empezaron a crecerle signos de interrogación ante la creciente e inminente duda de que podía estar siendo violada. Ella.  Afortunadamente lo convenció para ir a buscar un preservativo en la farmacia de enfrente. Corrió y corrió calle abajo hasta encontrar el hotel donde se hospedaba. Hizo sus maletas como pudo, y bajo el chorro de la ducha intentó deshacerse de otra infidelidad justificada. Era muy simple: Penélope esta vez lo engañaba porque lo echaba en falta. Lo buscaba en otros cuerpos, y en instantes de multiplicación lo encontraba, pero nunca besaba a sus amantes, porque en los ojos nunca encontraba el infinito. Un taxi la llevó al invierno.
Laura. Ni ha cumplido las expectativas de su madre, ni las de su novio. Ha dejado plantada a su madre en Benidorm, y a su novio en Madrid. Un chico nórdico de ojos azules la invitó a conocer Goteborg y aprender sueco. Ella era demasiado joven y demasiado valiente como para que nada pusiera en su camino, para saber lo que había detrás del norte.
Irene. El grupo de las supermamis del Whatsapp esta tarde de agosto anda revolucionado. Irene, la administradora del grupo, dijo que volvería el día 12 porque tenía que pintar las tres habitaciones de su piso. Irene no responde a los mensajes. Su marido ha cogido el móvil y se ha ido del grupo. No tiene fuerzas para explicar que Irene no ha querido volver de Lanzarote.
Mr. Probz. Compartir el paraíso con tu pareja bajo el sonido de la canción más elegante del verano, puede convertirse en un arma de doble filo. Darle la vuelta al cielo y descubrir que quien te seguía, ahora va más rápido... segundo 2:51 !!!!!!
 
                                  
   Ir a la deriva, a la deriva, sentir que tus sentidos te arrastran ola tras ola, que tus pies no tocan el suelo y que tu cabeza sobre el agua ve la arena en el horizonte. Que quizás haya otra vida al otro lado, y que no necesariamente tienes que retornar a que llevabas hace unos meses... Vivir a tu aire, o seguir viviendo la vida que compartes con los de siempre...

 
                         
 

lunes, 11 de agosto de 2014

COME OVER: Clean Bandit feat. Stylo G.

Si te gustó el Rather Be de Clean Bandit...

  ... una de las canciones de 2014 que mayor descarga de alegría dejan en el cuerpo, no esperes nada parecido de "Come over", porque no tiene nada que ver. Eso sí, apúntala como una de las mejores y más pegadizas de 2014. Su ritmo te enamora desde el principio, no vas a necesitar escucharla más de una vez para que te enganche.
Déjate arrastrar en pocos segundos al frío salvaje del Círculo Ártico, y al sol de justicia del Sáhara en compañía del grupo revelación del momento, y del jamaicano Stylo.G, del que quizás recuerdes su canción Soundbwoy...
  
Dice Grace Chatto que "Come over" es una canción de la que sacaron una gran experiencia. Colaborar con Stylo G fue sorprendente. "Cada vez que se mete en una sala, de ensayo o de estudio, su impresionante energía se nos contagia a todos. Su carisma es impresionante y siempre está dispuesto a hacer cualquier cosa. Incluso dio clases extras de equitación para el vídeo". La canción cuenta con los elementos festivos de la batería, la línea de violín propia de ellos, y como novedad, los llamados "Steel pans", o bandas de acero, propios de un estilo musical de Trinidad y Tobago. 
La banda filmó, dirigió, produjo y protagonizó el vídeo por ellos mismos, sintiéndose especialmente orgullosos del contraste creado entre la localidad noruega de Svalbard, y la de Marrakech, en Marruecos. 
                            
 
NEVER SAID ANY OF THIS WAS GONNA BE SIMPLE
NUNCA DIJE QUE NADA DE ESTO IBA A SER SIMPLE
SOMETIMES ALL IT TAKES IS JUST A SIMPLE OH-OH-OH
A VECES TODO LO QUE SE NECESITA ES UN SIMPLE OH-OH-OH
BECAUSE THE PLACE YOU WANT TO REACH IS JUST IN FRONT OF YOU
PORQUE EL SITIO QUE QUIERES ALCANZAR ESTÁ JUSTO DELANTE DE TI
YOU'RE GETTING STRONGER
TE ESTÁS PONIENDO FUERTE
SO JUST KEEP ON THAT BIT LONGER
ASÍ QUE MANTENTE ASÍ UN POCO MÁS DE TIEMPO
RAP-PA-PUM
RA-PA-PUM
GIRL COME OVER
CHICA, ACÉRCATE
ME WANT YOU CLOSER
TE QUIERO MÁS CERCA
I'M TIRED OF THE RAINY DAYS
ESTOY CANSADO DE LOS DÍAS DE LLUVIA
YOU BRING ME SUN-SUN-SUN-SUNSHINE
ME TRAES LA LA LA LA LUZ DEL SOL
(X2)
SO BEFORE THE NIGHT'S OVER
POR ESO, ANTES DE QUE ACABE LA NOCHE
I WANT YOU TO KNOW THAT I'M WILLING TO CHANGE MY WAYS
QUIERO QUE SEPAS QUE ESTOY DISPUESTO A CAMBIAR MIS FORMAS
(ESTRIBILLO)
I GUESS YOU ARE GONNA RUN OUT LUCK LOVE SOONER OR LATER
CREO QUE TE VAS A QUEDAR SIN SUERTE TARDE O TEMPRANO, AMOR
YOU BETTER MAKE TIME TO SIT DOWN AND PUT PEN TO PAPER
MEJOR QUE HAGAS TIEMPO PARA SENTARTE Y ESCRIBIR ESTA HISTORIA
BECAUSE THE THINGS YOU WANT DO WILL SLIP AWAY FROM YOU
PORQUE LAS COSAS QUE QUIERES HACER PRONTO SE TE ESCAPARÁN
IT WON'T BE LONG NOW
NO TARDARÁ
SO JUST KEEP BEING STRONG NOW
ASÍ QUE MANTENTE FUERTE AHORA
RAP PA PUM
(ESTRIBILLO)
ON REGULAR SHE BLOW MY MIND
NORMALMENTE ME VUELVE LOCO
YOUR TURN MY DARLING, I CAN'T LIVE WITHOUT YOU
TU TURNO QUERIDA, NO PUEDO VIVIR SIN TI
GIRL YOU GOT ME WEAK AT MY KNEES
CHICA, ME TIENES INDEFENSO A TUS RODILLAS
SEVEN DAYS OF THE WEEK I CAN'T STOP THINK ABOUT YOU
DURANTE LOS SIETE DÍAS DE LA SEMANA SOY INCAPAZ DE DEJAR DE PENSAR EN TI
 LOOK HOW MUCH TIME
MIRA CUÁNTO TIEMPO
ME TELL YOU SAY "ME SORRY GIRL" 
DICIÉNDOTE "LO SIENTO CHICA"
ABOUT TIME NOW FI YOU SPEND THE NIGHT OVER
TODO ESTE TIEMPO QUE PASAS TU NOCHE
NINETY DAYS PASS AND ME NOT SEE YOU GIRL
HAN PASADO NOVENTA DÍAS Y NO TE HE VISTO, CHICA
BABY MAKE WE MOVE ON CAUSE THE FIGHT OVER
CHICA HAZ QUE NOS MOVAMOS PORQUE LA BATALLA HA ACABADO
REGULAR SHE CUSS ME
NORMALMENTE ME DESPRECIA
TELL HER FRIEND DEM SHE NO TRUST ME
DILE A SU AMIGA QUE NO CONFÍA EN MÍ
WELL IF A SO HAVE TO BE SO LET IT BE
BIEN, SI ASÍ TIENE QUE SER, QUE ASÍ SEA
SINCE THE LAST THREE MONTHS,
EN LOS ÚLTIMOS TRES MESES,
ME KNOW YOU KNOW A FI ME
HAS CONOCIDO A ALGUIEN FIEL EN MÍ
ME WANT PICK UP THE PHONE
QUIERO COGER EL TELÉFONO
BUT ME CAN'T CALL YOU
PERO NO PUEDO LLAMARTE
WHOLE HEAP OF QUESTIONS ME A GOT ASK YOU
TENGO UN MONTÓN DE PREGUNTAS QUE HACERTE
BABY ME LOVE YOU
CHICA, YO TE QUIERO
WHY YOU A GO ON SO
POR QUÉ TE VAS
NOW YOU A SHOW OFF A BAG MAN WANT YOU
AHORA PUEDES PRESUMIR DE QUE UN CARTERISTA TE QUIERE
...
 
 Un amor muy difícil, ¿qué dirá al final? ¿se acercará? En estos tiempos de juegos de tronos, el vídeo quizás sobre por los intentos de la vocalista de parecer sexy, por los muchos medios de transporte elegidos, y porque la canción deja muy atrás al vídeo; supongo que después de tanto viaje, mucho reggae y unos petas, la respuesta será SÍ.